artesanos, joyeros y orfebres medievales

Los materiales de cometido de los orfebres medievales eran de mucha importancia, según los escritos del prelado Suger de Saint-Denis, valla de París, en el siglo XII, jerigonza que las vasijas de la sacerdocio deben proceder hechas romanza de materiales preciosos porque deben ser dignos del ministerio divino. El magnate nivel hermoso de la riña de obra fue un criterio sabroso en cuando se le daba valentía de una joya. De hecho, los materiales, la experiencia del gemólogo y la especificación de la acontecimiento de ejemplar recientemente trascendieron en el intrepidez aparejado de la sustancia.

Leer mas 
Que tipos de anillo debe usar el hombre
Tabernáculo Medieval
Tabernáculo Medieval

En la Edad Media, las joyas fueron creadas no solo por artesanos especializados que trabajaban en joyería, estrella por orfebres que todavía fabricaban una gran mercancías de otros objetos, como cruces, relicarios, santuarios, vasos litúrgicos y seculares (cálices, custodias, etc. Tabernáculos, incensarios, platos, candelabros, portadas de libros, croziers o báculos, nociones de lujo, funcionarial, sellos, etc.). Muchos orfebres todavía trabajaban en plata y otros metales como bronce, entretanto que algunos artistas trabajaban romanza en pasta como los orfebres. El término “joyero” apareció en fuentes medievales, pero su significado para ese plazo no estaba claro. Probablemente no se refiere a fabricantes de joyas, fortuna a comerciantes, tasadores o cortadores de piedras preciosas, o bien minoristas de joyas.

Cuadro de Gerard David, utencilios de la iglesia
Cuadro de Gerard David, utencilios de la iglesia

Había orfebres monásticos y seculares trabajando en la Edad Media. En la Edad Media anterior, la fabricación tuvo área predominantemente en un ámbito monástico; más tarde, sin embargo, la logro de joyas se asoció estrechamente con los tribunales de los gobernantes y de la nobleza. A finales de la Edad Media, los orfebres urbanos adquirieron el papel presidente en la elaboración de las obras de joyería. Trabajaron en talleres independientes sin embargo se organizaron en gremios, asociaciones de artesanos, que controlaban y regulaban las actividades de sus cuerpo.

Libro de artesanías,
de Etiene Boileau
Libro de artesanías,
de Etiene Boileau

La membresía en gremios era obligatoria, sin embargo incluso ofrecía grandes ventajas: los gremios brindaban firmeza y protegían los riqueza de sus grupo. Los gremios controlaron los precios y la estofa de los género y igualmente determinaron la persistencia y el sistema de capacitación y aprendizaje. El creciente cifra de orfebres, con la esplendor urbana y el acrecentamiento del factoría en el siglo XIII y noticia del siglo XIV, hicieron que las regulaciones de los gremios fueran más necesarias en la Edad Media posterior. En la estudios de estas regulaciones, escritas en “elLivre des Métiers” (Libro de artesanías), redactado por el alcalde de París Etienne Boileau rodeando de 1268, tuvo un gran papel, proporcionando un modelo enjuidioso para regulaciones similares en otras ciudades y otros pueblos europeos.

Leer mas 
Joyas del antiguo período Helenístico

Existen muchas fuentes en esos tiempos, principalmente documentos legales y registros relacionados con las actividades de estos gremios, brindan mensaje sobre los nombres de los orfebres urbanos, sus familias y herederos, sus alojamientos, locales de talleres, puestos y grados internamente del taller y el corporación o cualquier puesto afanado en la sociedad. Sin embargo, casi ninguna pileta sobrevive gracias a la enseñanza de orfebres, sus métodos para impartir su madurez relacionada con las técnicas, el período de libramiento artística que tenían en la principio de piezas particulares o la lista artística y comercial entre los diversos artesanos y talleres… Sobre la base de los dibujos sobrevivientes, se puede asegurar que los pintores frecuentemente suministraban a los orfebres diseños para joyas. A finales de la Edad Media, las descripciones de los talleres son raras, pero sobreviven numerosos contratos que nombran al artesano, el mecenas, el impacto que se creará y el precio que se pagará por él. Los contratos ocasionalmente además incluyen nueva sobre cuestiones técnicas. Los inventarios de posesión, adjuntos a los últimos testamentos o elaborados en ocasiones especiales en las residencias de nobles y comerciantes ricos, a menudo igualmente se refieren a las obras de los orfebres, aunque estas entradas suelen ser muy básicas y chispa informativas, y por lo tanto, generalmente es imposible sumar con obras de pericia sobrevivientes.

Sobre la cojín de fuentes escritas, es posible entrar una generalización aproximada de la gran puntuación de orfebres en ejercicio en las ciudades medievales más importantes. En el siglo XIII, romanza en París había 116 orfebres y joyeros, como resultado de una listón de impuestos elaborada en 1292. En muchas otras ciudades francesas, también, el número de orfebres crecía de forma continua y significativa. Debido a esto, en 1275 el rey francés Phillippe le Hardi ordenó a todos los plateros en Francia que marcaran sus carácter con marcas distintivas. En Londres, en 1368 la London Company of Goldsmiths tenía 135 orfebres como grupo, y tales marcas se han ajado en Inglaterra desde 1300.

Aunque la Peste Negra en 1348 causó una disminución terrenal en el acrecentamiento del almacén de los orfebres, su número aumentó significativamente nuevamente en el siglo XV. Además de Londres y París, varias ciudades europeas, especialmente Brujas, Utrecht, Lübeck, Florencia, Estrasburgo y Colonia, se convirtieron en los principales centros de actividades de los orfebres. Entre finales del siglo XIV y el siglo XVI, el sigla de orfebres en Colonia superó los 120. En Londres, había más de 400 orfebres en 1465, legal por un invitado de la ciudad, Leo de Rozmital.

Algunos de los orfebres más exitosos disfrutaban del patrocinio efectivo continuo. El lugar común del obligatoriedad de dos orfebres ingleses amago hasta qué extensión se empleó a un guardajoyas renombrado y los puestos importantes que podía cumplir. Para la desposorio del rey Enrique III, el guardajoyas William de Gloucester, más tarde el diamantista del rey, preparó joyas por intrepidez de £ 55 y 11 guirnaldas de oro por osadía de £ 58. En otras ocasiones, preparó joyas y coronas como regalos para los descendientes del rey y los gobernantes extranjeros. En un aria año,en 1253, por ejemplo, se suministró 141 anillos y muchos broches, fajas y otros tipos de trabajos de joyería al rey. William de Gloucester estuvo todavía involucrado en la logro de monedas; de hecho, las primeras metálico de oro acuñadas en Inglaterra son su único deber sobreviviente. Otro diamantista inglés, Sir Edmund Shaa, abundante y caritativo, tuvo una diámetro igualmente aparatoso en el siglo XV. Fue deteriorado por la realesa y se convirtió en Primer Guardián de la Compañía de Orfebres y Alcalde de Londres, e asimismo fue nombrado dandi por mediar a su rey, Ricardo III.

En lo que respecta a la lugar social del orífice medieval tardío, los retratos contemporáneos confirman más las fuentes escritas muestran a los orfebres seculares como hombres prósperos con gran traje lujosa. El reflejo de John de Leeuw de Jan van Eyck , decano del hermandad de orfebres en Brujas , fechado en 1436, retrata a un viril caballero e inteligente experiencia con una galán corpiño oscura con un cogote de residuo y sosteniendo un eslabón de oro engaste con un gran rubí en su pasada estribor como carácter de su profesión (Kunsthistorisches Museum, Viena).

Otro cristalera de van Eyck, c. De 1430, representa a un guardajoyas virgen de una guisa similarmente petimetre, con un tocado muy elaborado (Museo de Arta, Bukarest).

En el vitral de Gerard David de un cofrecillo virginal, C. 1500, un hombre acertadamente pericia, de ademán definitivo y reconocido cima social, usa un gran anillo de lacre en su episodio estribor, en el que sostiene un petardo de pergamino con anillos. Se quitó uno de estos con la episodio derecha y parece residir a punto de entregarlo a un cliente potencial (Kunsthistorisches Museum, Viena). Los orfebres seculares, de hecho, a veces acumularon una fortuna rabioso necesario a la productos preciosa de los materiales con los que trabajaban. Los principales grupo de los gremios a menudo además tenían cargos políticos importantes, como ser representantes en el regañina municipal.

entradas Relacionadas

Leave a Comment