El Arte de la Orfebrería y Joyería : Joyas personalizadas.


Las joyas personalizadas son
joyas que han sido diseñadas para una persona específica, en lugar de ser
producidas para la venta general. Casi siempre, estas joyas están hechas a mano
por un orfebre o artesano que consulta con el cliente en varias ocasiones sobre
peso, diseño, color, tiempos de realización, para asegurarse de que la pieza
cumpla con las expectativas y necesidades del cliente.

Colgante de oro blanco
con perla de Tahiti y diamantes.
Muchos joyeros se
complacen en recibir comisiones por joyas personalizadas, y aquellos que no lo
hacen generalmente pueden derivar clientes a orfebres y joyeros que manejan
comisiones y solicitudes especiales, lo que vulgarmente llamamos
recomendaciones que van la mayoría de la veces de boca en boca.
En cualquier tipo de joyería se
pueden pedir comisiones cuando se recomienda a un cliente, pero uno de los
tipos más comunes es la joyería de bodas. El anillo de compromiso y los anillos
de boda se pueden hacer por encargo como un símbolo de amor y asociación, y
para garantizar que los cónyuges tengan joyas de boda que sean realmente
únicas. El uso de joyas de boda personalizadas también permite a las parejas
expresarse de manera distintiva con sus joyas, incluidos símbolos, formas e
inscripciones que pueden ser importantes para ellas.

Las joyas personalizadas también
se pueden encargar en grandes ocasiones como regalo. Un esposo podría
presentarle a una esposa juegos de aros o collares hechos a mano al nacer un hijo, por
ejemplo, o los padres podrían presentarle a un hijo que se gradúa con una joya
personalizada.

Anillo de diseño muy especial

Estas joyas también se encargan para películas, bailes
debutantes y muchas otras ocasiones.

La compra de joyas personalizadas
es un proceso complicado, ya que requiere establecer una relación entre el
comprador y el orfebre. Los compradores suelen mirar el portafolio de varios orfebres
para encontrar uno con un estilo y una estética que satisfaga sus necesidades.
Al encontrar al orfebre, el comprador puede reunirse con él o ella para
discutir las opciones de joyería, incluido el tipo de pieza, los metales y
gemas que se utilizarán, y el aspecto general que se desea.

El orfebre y el
buen joyero generalmente hacen algunos bocetos preliminares en esta reunión y
los va refinando en diseños más formales, al final el boceto tendrá que
convertirse en un muy buen dibujo que será la imagen que el comprador aprobará
y aceptará para su ejecución.
Puede llevar varias semanas o
meses para que un orfebre termine una pieza personalizada, ya que puede
necesitar fabricar a mano ciertos aspectos de la joyería a veces incluso alguna
herramienta. Las joyas personalizadas también tienden a ser más caras que otros
tipos de joyas corrientes o hechas a máquina en serie, pero generalmente son de
calidad tradicional y pueden ser atesoradas y transmitidas por generaciones.
Anillo de circones
y plata rodinada

Algunas cosas para pensar al
elegir un orfebre más allá de la estética básica, incluyen su enfoque para la
fabricación de joyas y los tipos de materiales y herramientas utilizados.
Algunos orfebres y joyeros, por ejemplo, están comprometidos con el uso de
materiales de origen ético y evitan el uso de toxinas en la soldadura y la
fabricación, como por ejemplo el uso del cadmio para la fabricación de las
soldaduras.

Pulsera de oro con
esmeraldas

A muchos orfebres y joyeros calificados les gusta encontrarse con
sus clientes en persona para formarse una idea de ellos, y es posible que
quieran reunirse varias veces durante el diseño de una pieza para asegurarse de
que la pieza resulte exactamente como se desea.

Escrito por: Alejandro Glade R.



Source link

entradas Relacionadas

Leave a Comment