Engastar una esmeralda con talla de pera

Engastaremos una esmeralda en forma de pera en un bisel rodeado completo, significa que colocaremos una gran esmeralda con forma de pera en el centro y la rodearemos con muchos diamantes pequeños, que terminaremos como un colgante.

Una buena esmeralda es bastante costosa por lo que podría ser cualquier piedra con forma de pera, que es con lo que luce bastante bien para la fabricación de un colgante. Cuando usamos una piedra así de delicada, la forma más conveniente para engastar es usando un palo con goma laca. Se debe estar muy concentrado y no tener distracciones al engastar una piedra tan frágil como la esmeralda.

Esmeralda con talla de pera, o conocida lagrima
Esmeralda con talla de pera, o conocida lagrima

Se comienza examinando la esmeralda, porque hay que ubicar todas las inclusiones e imperfecciones en la piedra. Estudie sus simetrías, mire bien para saber si es más gruesa de un lado o es desigual en algún corte. También hay que preocuparse de lo profundo que es el pabellón y si el culet tiene una buena terminación. Otro detalle que hay que tener en cuenta es como está tallado el pabellón y los posibles defectos que pudiera en su superficie, incluidas las superficies rotas o sin pulir. Es importante recordar que esta es una piedra calificada como complicada por ser muy blanda y que por ende casi siempre suceden problemas.

Leer mas 
Joyas del antiguo período Helenístico

Todo este trabajo de observación recomendado anteriormente se realiza con una lupa de 10X. Luego mire el bisel previamente fabricado, el grosor de su pared, su uniformidad de pared, como la altura uniforme de la pared y vea si todas las soldaduras son perfectas. Busque defectos del metal debido a la fabricación y vea si las paredes internas del bisel están bien pre-pulidas, porque esto es importante por su suavidad. Toda esta observación y examen debe hacerse antes de colocar la esmeralda en posición para su engaste. Una vez que todo esto sea de su agrado y esté todo chequeado, será hora de comenzar con el proceso.

Colgante con bisel superior e inferior
Colgante con bisel superior e inferior

Caliente cuidadosamente el metal del colgante y permita que su propio peso lo hunda en la goma laca. Es una buena idea moldear la goma laca a la forma del colgante antes que se hunda el colgante en él. Proceso que debe quedar bien asegurado ante este proceso que es bastante prolongado, por lo todo debe compatibilizar.

Mire cómo irá colocada la piedra. Coloque la piedra sobre el bisel y vea si se superpone demasiado. La piedra debe de quedar asentada en el marco (bisel) de oro en ambos lados y extremos. Ayúdese si es necesario con un par de alicates delgados para abrir la sección superior de la pared o marco del bisel. Cuando termine de colocar la piedra, esta debe estar nivelada con la parte superior o mesa y las paredes del bisel. Si es necesario, marque con trazador alrededor de la pared del bisel. Esta línea seguirá la faja de la piedra.

Cuando ya tenga la ubicación futura de la piedra, puede comenzar a trabajar los muros para acomodar esta piedra. Retire toda la goma laca que se encuentra debajo de la cubeta o el pabellón antes de comenzar, con pieza de mano (torno colgante) y fresa, ya que si no hace esto la piedra puede que no se asiente bien.

Con muy poca presión lime toda la parte superior de las paredes del bisel con forma de pera hasta que estén niveladas con la línea de visión. Utilice una fresa redonda para ranurar en la pared a una profundidad en que la piedra entre suave. Luego con una pequeña fresa haga el asiento de la piedra. Esto permitirá que la piedra se ajuste exactamente contra el marco del bisel inferior.

 Asegúrese que la punta de la piedra no quede tocando ningún metal. Cuando trabaje con la fresa comience con una profundidad mínima y luego repita esta maniobra muchas veces hasta que vea que con esos cortes ha dado con una profundidad uniforme y no se desvía de la línea de marca hecha anteriormente.

Otro modelo con esmeralda talla de pera (anillo)
Otro modelo con esmeralda talla de pera (anillo)

A continuación, revise hasta donde está llegando el pabellón de la piedra. Debe estar preparado para pequeños errores que se produzcan en la nivelación, por lo que es recomendable ir trabajando muy lentamente para no dañar la pieza de metal ni la piedra.

Al estar seguro del trabajo de asentamiento, ahora coloque la piedra en su nueva cama y vea cómo se sienta. Si la piedra se balancea, sáquela de inmediato y vuelva a trabajar con la fresa hasta que la piedra asiente de manera uniforme. Esto es muy importante porque si la piedra se mueve o gira sobre el asiento de oro, cuando se decida comenzar a bajar metal sobre la piedra, esta se romperá. Como he dicho anteriormente el alisado de la pared interior es importante y por la suavidad y el ideal es pulir con algún pequeño fieltro el interior del bisel.

Leer mas 
El Corazón en la joyería

Estando la piedra bastante bien asentada y con el empujador apropiado (porque este se debe trabajar haciendo la presión sobre la pared del bisel y controlándolo con la fuerza de los dedos y la mano). Otro dato: si el grosor de la pared es de 1 mm, limpie la parte que se va a doblar a la mitad de su grosor (1/2 mm) así al cargar con el empujador, el metal cederá fácilmente sin una fuerza muy grande.

Repito que no debe haber balanceo de la piedra en esta etapa del proceso. La piedra debe estar directamente en línea con la línea del bisel. Ahora use su empujador de latón o cobre con su cara ligeramente picoteada con una lima grande y gruesa y empuje los martillos de metal ya que se produce demasiada presión hacia abajo. También con demasiados golpes la que podría sufrir por su fragilidad es la esmeralda.

No deben quedar espacios, ni espacios debajo de la punta de la pared del bisel. Si encuentra que el oro no se mueve con facilidad, repita y repase el marco con una pequeña fresa de tal manera que el marco sea más fácil de doblar.

La V del bisel donde va la punta de la pera, debe coincidir perfectamente con la V de la piedra. El marco de la pared del bisel debe coincidir directamente con la piedra como si fuera una continuación de ambos diseños. Use papel de esmeril muy fino para el toque final.

Colgante oro esmeralda y diamantes.
Colgante oro esmeralda y diamantes.

Esto le da al escenario un aspecto realmente terminado. Revise cada parte del engastado antes de comenzar con el pulido. Este debe de ser un pulido menor ya que todavía nuestra joya está asentada en la goma laca, por lo que no debemos dejar que el pulido altere nuestro trabajo.

A continuación, viene el proceso de desmontado de la pieza. Retire con mucho cuidado la goma laca hasta que colgante se desprenda. Hay que tener cuidado de no calentar la piedra, no se debe sumergir la esmeralda en ningún líquido caliente o limpiador ultrasonido. Para limpiar de los restos de goma laca la piedra, use una solución jabonosa ligeramente tibia y un cepillo de dientes con cerdas suaves y así esta limpieza le causará ningún daño.

entradas Relacionadas

Leave a Comment