La Espinela roja y su historia

Espinela roja y su historia: En la colección de joyas de la Corona Británica, existe una piedra roja gigante en el centro de la Corona Imperial. Podría ser esta la gema más famosa del mundo.

Leer mas Las pulseras piezas históricas dentro de la joyería

La piedra es llamada “El Rubí del Príncipe Negro”. Su tamaño es como el de un huevo de gallina de cinco centímetros de largo, y pesa aproximadamente 170 quilates, este famoso
rubí, el Rubí del Príncipe Negro es de un color rojo precioso, que pareciera tener un fuego interno.

Es tan famoso por todas estas cualidades que se ha convertido en una de las joyas más valoradas del planeta. ¿Pero sabía usted que este famoso rubí, el Rubí del Príncipe Negro no es un rubí realmente? Es una espinela! que tiene su propia historia, como pocas hay en el mundo. El primer dueño fue Abu Said, príncipe árabe establecido en Granada, España a mediados del año 1300.

Abu Said perdió su vida, su corona y la gema, a manos de Pedro el Cruel de Sevilla. En 1366, el hermano de Don Pedro lo atacó,en varias oportunidades, pero Don Pedro se defendió con éxito con la ayuda de los ejércitos del Príncipe Negro de Burdeos, que como pago exigió la joya que se encontraba en posesión de Don Pedro, y Don Pedro en esta condición
no estaba en posición de discutir.

Espinela roja
Espinela roja o Rubí del Príncipe Negro

Pero esta espinela o el Rubí del Príncipe Negro no se sabe como llegó a Inglaterra, pero su siguiente aparición histórica fue en un casco usado por el rey inglés, Henry V, en la Batalla de Agincourt en 1415. El casco salvó la vida de Henry V cuando un golpe de hacha del duque francés de Alencon casi lo destruye. Tanto el rey como el casco sobrevivieron milagrosamente a esta guerra, y el Rubí del Príncipe Negro
permaneció en manos de los ingleses.

Durante el reinado del Rey James I (el primero) hizo que la gema fuera colocada en la corona de Inglaterra y, a pesar de los años con tantas amenazas de robo y acontecimientos como los bombardeos nazis, el Rubí del Príncipe Negro se ha mantenido a través de los siglos como la magnífica gema y pieza central de la realeza real británica.

El Rubí del Príncipe Negro es, por mucho, la espinela roja más famosa del mundo, y siempre codiciado por reyes, reinas y emperadores. El Rubí Timur, también se encuentra dentro de las joyas de la corona inglesa, y es aún más grande, pesa 361 quilates, o más de 70 gramos. Esta gema tiene inscritos los nombres de seis de sus antiguos propietarios.

Espinela roja
Espinela, o Rubí Timur

El Museo del Kremlin en Moscú tiene otra gema importante por su tamaño en la Corona Imperial de Rusia, se cree que probablemente perteneció al zar, esta fabulosa piedra pesa pesa 414 quilates y el símbolo de la fe cristiana.

Espinela roja
Corona Imperial de Rusia

La colección más deslumbrante de espinelas rojas finas se encuentra en las Joyas de la Corona de Irán. La mayoría de estas piedras fueron saqueadas desde la India cuando cayó el Imperio Mongol. El más grande pesa alrededor de 500 quilates, y de hecho es el más grande registrado. Muchos otros pesan más de 100 quilates, y más de una docena
han sido tallados con el nombre de Jahangir, un emperador mongol de hace más de 350 años.

Espinela roja
Escudo, joyas de la corona de Irán

Cuando usted vea por primera vez una fina espinela roja, comprenderá por qué la antigua realeza se entusiasmaba
tanto como con el rubí, y a veces incluso más. Las espinelas rojas y los rubíes de alta calidad tienen unos colores espectaculares como los rojos puros, que en realidad fluorescen o brillan con luz natural. Estas similitudes entre los
rubíes y las espinelas rojas llevaron a cierta confusión en la antigüedad cuando las personas clasificaban las gemas solo por sus colores.

Llamaron a todas las gemas azules zafiros, a todas las gemas verdes esmeraldas y a todas las gemas rojas rubíes; las espinelas se llamaban “Balas rubíes”, en honor a una región del norte de la India conocida como Balascia, donde, según antiguos informes, fueron extraídas. Con los años, cuando los expertos aprendieron que las gemas del mismo color no eran necesariamente el mismo tipo de material, todavía tuvieron dificultades para separar la espinela roja y el rubí.

Las dos gemas no solo tienen el mismo color y fluorescencia, sino que a menudo se encuentran juntas
en las mismas minas, y las propiedades físicas del rubí son muy similares a las de la espinela.

El rubí es solo un poco más denso y un poco más duro. Pero las espinelas son en realidad tan duras o más duras que la esmeralda, que el topacio, y el cuarzo y todos los demás minerales naturales.

A pesar de su fama en el mundo antiguo, la espinela roja nunca ha sido tan abundante como el rubí, y hoy es
bastante difícil de encontrarlas. Las antiguas minas en Afganistán que produjeron tantas de las piedras gigantes en las colecciones de los Mongoles.

Las gemas de Sri Lanka y África, dan muchas hermosas espinelas de colores pastel, rara vez se dan gemas con el
color rojo intenso como el del Rubí del Príncipe Negro.

Montañas de Mogok

Ahora solo las famosas minas de
Mogok, Birmania, contienen cantidades sustanciales de espinelas rojas finas.
Celosamente custodiados por los reyes birmanos hasta 1885, y controladas por un
monopolio bajo el Imperio Británico, y luego nacionalizados por su gobierno
socialista en 1962, las minas de Mogok apenas han alcanzado su potencial. Pero
mas de alguna vez se han introducido de contrabando algunas hermosas gemas
rojas a través de la jungla, por los señores de la guerra del opio, los rebeldes
y los soldados. En las montañas de Mogok. Nadie sabe realmente cuántas gemas
permanecen allí sin descubrir.

entradas Relacionadas

Leave a Comment